La importancia de un informe financiero bien elaborado

La recopilación de información precisa en las empresas es una parte fundamental de su actividad, sobre todo en el área financiera. Esto se debe a que esta información particular es la clave para revelar el estado actual de la compañía y las medidas que deben adoptarse de forma inmediata, a corto o mediano plazo; con el fin de corregir errores y carencias.

Sin embargo, existen muchas dudas sobre lo que debería incluirse o no en un informe financiero, ¿por qué? Porque no se acude a profesionales en esta área y se trata de cubrir esta función agregando cualquier detalle que al responsable le parezca importante.

Pero no, la información en los informes financieros debe ser precisa, exacta y detallada, tomando como base la visión completa del capital de la empresa y el uso que se está dando a este. Las cifras aportadas en los informes financieros serán la base para la elaboración de estos informes, por lo que la recopilación de estas también debe ser cuidadosa.

¿Cómo debe realizarse?

En pocas palabras: por medio de un analista. Estos profesionales se valen de gráficas, comentarios, sugerencias, recomendaciones y otros medios que facilitan la comprensión de los estados financieros y la situación real de la empresa por medio de estudios previos.

El resultado de la compilación de toda esta información será presentado de forma estructurada en una libreta, un cuaderno o un documento en el que solo se apreciaran detalles puntuales y 100% necesarios.

Si bien algunos detalles complementarios de la compañía se mostraran en el informe, serán las comparativas, gráficas y comentarios los puntos a los que se deba prestar más atención, junto al detalle del periodo establecido para análisis.

La terminología debe ser sencilla al igual que cualquier complemento gráfico incluido en el informe y la legibilidad debe ser óptima. Si bien el analista puede determinar el número de gráficas y agrupación de la información lo recomendable es que se utilice solo lo necesario y siempre se mantenga la coherencia, el orden y la facilidad de análisis del informe.

Dicho de otra forma, si no es fácil de leer o entender, si no es claro o sencillo, o si se excede en detalles que no forman parte del periodo señalado, es necesario buscar ayuda profesional y realizar un nuevo informe financiero.

Leave Comment