Saltear al contenido principal
Llamanos 96 344 43 59 Solicita una Demo
Controla Los Préstamos Bancarios De Tu Empresa Y Evita Cualquier Inconveniente

Controla los préstamos bancarios de tu empresa y evita cualquier inconveniente

Cuando montamos un negocio, es habitual encontrarse en la situación de tener que recurrir a un préstamo bancario para poder hacer frente a la inversión inicial que exige montar todo de forma correcta. Lo mismo ocurre cuando se quiere hacer alguna ampliación de gran envergadura o se pretenden testear nuevos horizontes para el negocio y se necesitan recursos externos para ello. Otra opción de tener que recurrir a un préstamo es cuando se necesita financiación para pagar deudas a proveedores.

Cada empresa es un mundo y, como tal, las características del préstamo que tenga que pedir cada una van a ser muy distintas. No es lo mismo el dinero prestado que puede recibir una pequeña empresa, al gasto que aborda una gran compañía para alguna ampliación. Así pues, a la hora de abordar un préstamo empresarial hay que tener en cuenta varios aspectos:

  • La finalidad: Hay que tener bien claro para qué se quiere usar el préstamo, ya que es algo que va a conllevar unos intereses y no debería pedirse a la ligera.
  • El interés: El coste va a depender, en gran medida, del tamaño de la empresa. Así pues, para préstamos de grandes cuantías, la media del interés se sitúa en torno al 3,36% TAE.
  • El plazo de devolución: Según cuál sea la finalidad del préstamo, el plazo puede ser muy bajo (3 meses) o de hasta 4 años.
  • Cuál es el aval: Según la facturación de la empresa y la cuantía que se pide, los avales van a ser muy diferentes.

 

El software de Gespymes permite gestionar los préstamos de manera eficiente

La empresa valenciana Gespymes cuenta con un programa de contabilidad y facturación que permite gestionar de la mejor manera todos los aspectos nombrados en párrafos anteriores. De esta forma, se podrán controlar fácilmente los préstamos de la empresa con el apartado del software dedicado específicamente a la gestión de los mismos, pudiendo saber en todo momento cuándo se tienen que hacer los pagos y conocer el cuadro de amortización de los mismos. De esta forma, se va a asegurar un control total sobre las deudas y que no se produzca ningún retraso ni inconveniente en los pagos.

Volver arriba